RECOMENDACIONES

Tome zumos frescos mezclados con polvos proteínicos y tome también caldos de verduras frescas.

Cuando le haya bajado la fiebre y esté recuperando el apetito, poco a poco normalice su dieta. Empiece consumiendo únicamente purés de plátano y de aguacate, salsa de manzana fresca y/o yogur. No consuma alimentos cocidos ni procesados.

A los niños que tienen fiebre no se les debe dar leche de vaca ni fórmulas. Deben tomar zumos recién hechos, pero diluidos (4 partes de zumo se deben mezclar con 4 partes de agua y añadiendo entre 100 y 1.000 miligramos de vitamina C).

A los bebés de seis meses o más se les puede dar leche de almendra o de soja, que se encuentra en las Tiendas de Dietética. Es importante que el niño tome mucha agua para que no se deshidrate.

Las vesículas no se deben rascar por ningún motivo. Mantenga cortas y limpias las uñas de su hijo y báñelo con frecuencia. Si es necesario, colóquele guantes. Prepare baños calientes con tes de las hierbas antes recomendadas, y utilice una esponja para lavar el área afectada. Como las compresas húmedas ayudan a controlar la picazón, se deben utilizar a menudo.

Mantenga separados del resto de la familia a los niños que estén infectados y, desde luego, alejados de las personas de edad avanzada, de los recién nacidos y de las mujeres embarazadas que no hayan tenido varicela.

Nunca le dé aspirina o ácido acetilsalicílico a un niño que tenga fiebre. Algunos estudios han revelado que aumenta el riesgo de que contraigan el síndrome de Reye, una enfermedad poco común pero potencialmente fatal. (Alergia a la aspirina)

Si usted tiene la mala suerte de contraer varicela en la edad adulta, póngase en contacto con su médico. Para acelerar la curación, haga un ayuno.

Descipción

La mayoría de los niños contraen esta enfermedad infantil antes de los nueve años de edad. La causa de la varicela es un virus que se manifiesta con fiebre y dolor de cabeza.

Estos síntomas se suelen presentar entre siete y veintiún días después de la exposición al virus.

Entre veinticuatro y treinta y seis horas después aparecen en la cara y en el cuerpo pequeños “granos”.

En realidad, se trata de vesículas (lesiones que contienen líquido). El fluido exuda y forma costra. Esta erupción continúa en ciclos y dura entre tres días y una semana. Las vesículas y las costras son contagiosas y producen escozor. Rascarse puede producir infección y cicatrización. Cuando las costras desaparecen, también desaparece el riesgo de que el enfermo contagie a los demás. La evolución de la varicela dura aproximadamente dos semanas, aunque la infección puede revestir gravedad en los recién nacidos.

La varicela es mucho más severa en la edad adulta que en la infancia.

Un ataque de varicela por lo general inmuniza contra la enfermedad de por vida. Aunque puede presentarse un segundo ataque, no es frecuente. Sin embargo, el virus causante de la varicela, el Varicella-zoster, es el mismo que causa el herpes zoster, en los adultos. Este virus puede permanecer en estado latente durante años y reaparecer en forma de herpes en la edad adulta.

Se puede contraer varicela por medio del contacto directo con una persona que tenga herpes.